Técnica de estudio que consiste en relacionar y organizar la mayor cantidad de información en un mismo espacio. Parecido a los mapas conceptuales.

Los mapas mentales se rigen una serie de reglas que yo he adaptado de la siguiente forma:

  1. Tema central (de donde partes)  y líneas curvas (para relacionar las ideas).
  2. Dibujos, signos, símbolos y siglas (que sustituyan ideas).
  3. Palabras clave, no frases ni texto largos.
  4. Jerarquía de colores (para organizar la información en partes o niveles).
  5. Ocupar el espacio disponible (adaptarte al espacio y repartir la información de forma que no te queden huecos).

¿Cómo empiezo?

Plantéalo primero como un juego así le cogerán el gustillo y no lo verán como algo aburrido. Pídeles que te cuenten cómo han sido las vacaciones de ese verano o algún libro que hayan leído, su fiesta de cumpleaños… algo que les motive.

Les indicas que lo van a contar de una nueva forma, con un Mapa Mental y aquí es cuando les das un folio en horizontal y les cuentas las reglas del juego que deben cumplir pero sin darles un modelo, sin coartar la creatividad. Es muy importante que no les enseñes ningún modelo las primeras veces que los hacen. Más adelante les podemos enseñar ejemplos distintos para inspirarlos pero sin dar un único modelo como válido.

¿Cómo lo llevo al tema de clase?

Una vez que dominen las reglas, vamos creando sobre el tema trabajado mapas mentales grupales (en el encerado) tanto en gran grupo como en pequeños equipos de 3-4 y finalmente de forma individual.

Algunos de estos mapas los usaremos para exponer en clase de forma que vean su funcionalidad. Después de cada exposición entre todos daremos ideas para mejorar sus mapas y que sean más eficaces según los gustos de cada uno, enriqueciéndonos con la ayuda de todos.

¿Cómo consigo que los usen para estudiar?

  • Fase 1: evalúa sus mapas, da valor a sus creaciones y al recurso.
  • Fase 2: haz exámenes en los que necesiten sus mapas y deja que los usen durante su examen. Si, como una chuleta, pero una chuleta que tiene que cumplir las normas de los MM.

Fase 1

Durante un período de tiempo (el que necesite tu alumnado) harás exámenes en los que les preguntes el tema o parte de él elaborando un mapa mental, nada más.

No quita que les hagas otras pruebas pero será fundamental que se lo tomen en serio, le vean valor, y por tanto que se le ponga una nota como a los demás aspectos que evalúas en clase (trabajos, sus apuntes, pruebas, lecturas…).

Fase 2

La siguiente fase, a mi modo de ver, sería hacerles un examen en el que puedan usar sus mapas mentales, sea de preguntas o sea de redactar algún contenido (depende del curso en el que des clase). De este modo comprobarán dos cosas:

  •  Si su mapa es adecuado y recoge la información necesaria (autoevaluación).
  • Que les sirve para dar respuesta al examen (funcionalidad).

Puede ser que necesites un trimestre entero, dos o un curso para pasar a la siguiente esta fase. Depende de tu grupo.

En el caso de tercer ciclo, los preparo para llegar a realizar exámenes como se los harán generalmente en secundaria: de desarrollo de un tema (escrito) o  para exponer un tema (oral). Y los resultados son asombrosos. Para ello es necesario trabajar mucho con ellos cómo organizar y redactar un tema, pero eso ya sería otro tema.

I am text block. Click edit button to change this text.

Leave a Reply